¿Porqué no puede ser más sencillo?

Sé que debo parecerte inmadura y es cierto, aún lo soy, tal vez este sea el camino más largo a la sensatez y la sabiduría, sin embargo ahora me encuentro irremediablemente estancada en mis propios pensamientos que, de acuerdo a la situación, o me hunden hasta lo más profundo del pesimismo o me hacen sentir que asciendo a un mejor lugar donde nadie puede vencerme.

Últimamente no me he estado sintiendo bien. Muy deprimida para hacer ejercicio u otra actividad que claramente me haría sentir mejor.
Todo parece tener más sentido en mi mente que en el mundo real, ese espacio en donde todo lo que dices o piensas no es suficiente para el mundo, para todas esas personas que supuestamente lo controlan.
Es evidente que mi autoestima está decreciendo considerablemente en estas últimas semanas por el simple hecho de observar a las personas y percibir que son mejores personas de lo que creía. Noté que no soy suficiente, que no tengo nada que ofrecer a los demás. ¿Alguna vez te has sentido así, con la necesidad o casi obligación de ser más de una cosa o de ti mismo? No es suficiente nuestro conocimiento, ni nuestras habilidades, mucho menos nuestras acciones desinteresadas.

Es obvio que el mundo y nuestro entorno espera más de lo que podemos brindar, nos exige y como siempre no es suficiente.
Tampoco lo es tu apariencia, actualmente buscamos y hasta anhelamos vernos  similar o mejor que los artistas que acosamos diariamente en internet. A veces pienso que la forma en la que he sido creada no es suficiente ya que a mi no me gusta del todo. Pero, ¿quién soy yo para juzgar la obra de Dios?

Bien, no me agrada la forma de mi cara ni mi tipo de piel ya que hace que me vea mal todo el tiempo, ni mi cuerpo a veces o mi cabello o lo pequeños que son mis ojos o mi acné que no me deja desde hace más de 5 años. Bien, lo admito hay cosas que me desagradan a cerca de mí y errores que desearía borrar rápidamente pero no es posible cambiarlo y lo que me queda es aceptar lo que no me gusta y transformarlo o simplemente verle el lado positivo. Aunque la verdad es que eso es muy complicado ahora porque soy una adolescente que se toma muy en serio todo lo que dice y hace y solo pienso en lo externo. Es inevitable al darme cuenta de que soy la menos agraciada del grupo.

Es complicado porque no sé por donde comenzar...

No quiero que esto sea tan negativo y pesimista así que, librándome un poco de estos pensamientos me doy cuenta de que aún estoy a tiempo de realizar un cambio.
Entiendo que pueda sonar un poco tonto o..., no sé pero me pregunto si alguna vez me consideraré bonita... o si alguien lo hará o me notará porque, honestamente, la mayor parte del tiempo me siento ausente o invisible en mi entorno, como si no hiciera ninguna diferencia si me ausento por un largo tiempo.

A mí me tomará más tiempo de lo que espero para aceptarme a mi misma, pero sinceramente espero que tú te quieras, te valores y te respetes. Tal vez no seas la persona más maravillosa del mundo o la más miserable de todas, sin embargo te deseo lo mejor y que un día mires al cielo y pienses en lo hermoso que es el mundo y en el maravilloso e imperfecto ser humano que eres. En el mejor de los sentidos. ;)

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Confianza en los demás †

HOY ES SOLEADO Y SIN ÁNIMO, HOY ES SÁBADO.

PUEDO CONTRIBUIR CON UN VERSO...